ESTONIA 4. Tallin: Barrio de Kalamaja y Festival Marítimo

Paseo por el barrio de Kalamaja, visita al Museo en Puerto de Hidroplanos de Lennusadam, celebración del Festival de los Días Marítimos de Tallin y vuelo en helicóptero.


Vista aérea de Tallinn (Estonia)


El barrio de Kalamaja está situado al noroeste de la ciudad amurallada de Tallinn. Si estamos hospedados dentro de la Ciudad Vieja, la calle Nunne es la vía más corta. Bajo las murallas de Toompea, o Ciudad Alta, esta calle cruza unos jardines y llega inmediatamente a la estación de Ferrocarril del Báltico, o en estonio Balti Jaam, la principal estación de la ciudad, que une Tallin con San Petersburgo o Moscú. Alternativamente, con los tranvías 1 y 2 o con el bus número 3, se puede llegar a este auténtico barrio.

Graffiti en Kalamaja, Tallin


Al otro lado del ferrocarril se encuentra Kalamaja, un distrito con unas características casas de madera en muy buen estado de conservación. Desde sus inicios Kalamaja fue un barrio de clase trabajadora, poblada primeramente por pescadores, pues albergaba el principal puerto de Tallin. En la época de la industrialización, y con la construcción de la Estación Balti Jaam en 1870, grandes fábricas surgieron en el área, hecho que  atrajo a multitud de trabajadores de otros lugares que se establecieron aquí.


Restaurant Peatus en un antiguo vagón de tren, Kalamaja Tallin
Peatus, restaurante en un antiguo vagón de tren
Restaurante Peatus en Kalamaja, Tallin


Durante los últimos años Kalamaja ha sufrido una gran transformación que la ha llenado este tranquilo barrio de vida sociocultural, donde conviven un mercadillo de antigüedades ruso, una antigua prisión soviética y otras tantas reliquias de esta época oscura de su historia. 

Ciudad Creativa de Telliskivi en Kalamaja, Tallin
Kivi Paber Käärid, Kalamaja Tallin
Kivi Paber Käärid





















Dentro de esta metamorfosis se encuentra la Ciudad Creativa de Telliskivi. Un antiguo complejo de factorías, transformado hoy en día en una zona de ocio, con tiendas de diseño estonio, productos naturales de comercio justo y otras tantas de ropa vintage, más un teatro con producciones independientes o actuaciones de danza temporánea, combinado con un buen ambiente de bares y restaurantes de estilo industrial y muchos graffitis.
Ciudad Creativa de Telliskivi en Kalamaja, Tallin
Plaza con terrazas en la Ciudad Creativa de Telliskivi
Interior del bar Kivi Paber Käärid, Kalamaja Tallin
Interior del bar Kivi Paber Käärid
Tarta de naranja y semillas de amapola


Entre este complejo se abre una plaza con diversa oferta culinaria, cuyas terrazas en un día soleado se encontraban animadas.

Aproveché para comer en Kivi Paber Käärid, antes de encaminarme hacia el Museo Seaplane Harbour, o puerto de hidroaviones de Lennusadam a orillas del Mar Báltico.  
Museo Seaplane Harbour Lennusadam desde el aire en Tallin
Museo Seaplane Harbour Lennusadam desde el aire

Este museo sito en unos espectaculares hangares para hidroaviones (parte izquierda de la foto) es un Museo Marítimo y Militar en el puerto de Lennusadam, que exhibe barcos históricos tanto en su interior como en el exterior.
Interior del submarino EML Lembit, Tallin
Interior del submarino EML Lembit
Lennusadam Seaplane harbour Museum, Tallin

Se puede conocer la historia de diferentes artefactos, subirse a bordo del rompehielos Suur Toll, anclado en el puerto o visitar el interior del submarino EML  Lembit de 1934.


Hay incluso un simulador de un submarino amarillo, que nos lleva en un viaje bajo las aguas del planeta.

Interior del Museo Seaplane Harbour Lennusadam, Tallin
Interior del Museo Seaplane Harbour Lennusadam

Quizás una de las cosas que más llama la atención es precisamente el continente, los tres enormes hangares construidos entre 1916 y 1917, una maravilla arquitectónica de su tiempo. La entrada al museo es algo cara (14€/7€) comparada con otros museos de la ciudad, pero una vez se encuentra una en este lugar, merece la pena visitarlo. 
Prision fortaleza de Patarei, Tallin
Prision fortaleza de Patarei


Justo al lado del Museo Seaplane harbour, se encuentra la antigua prisión Patarei, hoy en día convertida en museo del horror.
A mediados del s.XIX el zar Nicolás I mandó construir esta fortificación para albergar barracones de defensa, que prácticamente no se usaron. Entre los años 1920 a 2002 sirvió como prisión y en la actualidad constituye un monumento para las víctimas del régimen soviético y nazi. Puede visitarse de manera individual o con un guía. 

Tallinna Merepäevad
Localización de actividades


A estos dos museos puede llegarse con el autobús 73, pero como a mi me gusta callejear, proseguí mi ruta por la calle Kalaranna, paralela al mar, para enlazar con la terminal de cruceros en el puerto de la Ciudad Vieja de Tallin, donde quería disfrutar del Festival de los Días Marítimos.

Concierto durante el Festival de los Días Marítimos de Tallin











TALLINN MARTITIME DAYS

Ese fin de semana de julio Tallin celebraba su festival anual conocido como “Tallinn Maritime Days”, cuando las diferentes zonas portuarias de la ciudad toman protagonismo ofreciendo diversas actividades a la población. La zona de cruceros del Puerto de la Ciudad Vieja englobaba muchas de ellas, por un lado conciertos varios, exhibiciones de lucha medieval, tiro al arco y otros juegos, visita a embarcaciones, mercadillos y otros. 

Lucha medieval durante el Festival "Tallin Maritime Days"
Lucha medieval durante el Festival "Tallin Maritime Days"
concierto durante el Festival "Tallin Maritime Days"

Junto al brazo largo de la terminal de grandes cruceros habían habilitado una zona verde para tal cometido, donde había muy buen ambiente, y pese a que las nubes amenazaban con un chaparrón, la gente disfrutaba de las diferentes actividades al aire libre, la mayoría gratuitas. 

Tuve la oportunidad de asistir a un concierto de música estonia en tono folk, me gustó el ritmillo que llevaba la banda y los dos músicos, que al parecer son conocidos en este país.



Después, entre modernos edificios, me dirigí hacia la terminal contigua,  desde donde zarpan los ferries Viking Line, Tallink o Eckerö hacia Helsinki y otros destinos bálticos.

Tallink Spa & Conference Hotel, Tallin
Tallink Spa & Conference Hotel
Explorer Ärihoone Business centre, Tallin
Explorer Ärihoone Business centre










Edificio del Nordic Hambakliinik, Tallin
Edificio del Nordic Hambakliinik






Edificio de Tallink, Tallin
Edificio de Tallink

















En esta otra zona del puerto había un mercadillo de comida, podían visitarse algunas embarcaciones y para la ocasión había una exhibición de autobuses retro. 

Exhibición de autobuses retro en el puerto de Tallin
Retro bus exhibition at Tallin´s harbour
Exhibición de autobuses retro en el puerto de Tallin

Durante un buen rato había observado un helicóptero sobrevolando la ciudad. Me acerqué hacia donde éste aterrizaba y entonces supe que era posible montarse en él, previo pago claro está.

Vuelo en helicóptero por Tallin
Vuelo en helicóptero por Tallin

VUELO EN HELICÓPTERO

Subiendo tres pasajeros salía a 45€ por persona, y aunque el vuelo era de pocos minutos, allí vi mi oportunidad de montar en helicóptero, algo que nunca antes había hecho y me hacía mucha ilusión. Junto a una pareja de finlandeses recorrimos el espacio aéreo de la ciudad. Yo monté delante, al lado del piloto. 

Fue una magnífica experiencia, no sólo por la emoción del vuelo, sino por la belleza de la ciudad que quedaba a nuestros pies.




Sobrevolando el puerto de Tallin
Sobrevolando el puerto de Tallin


Desde lo alto sobrevolamos la Ciudad Vieja, donde distinguimos los diferentes edificios, sus torres y murallas, también la zona portuaria y los hangares de hidroaviones, cuyo museo había visitado esa mañana.

Nuestra vista alcanzaba el lago Ülemiste y como no, el mar Báltico. 

El vuelo se me pasó volando, nunca mejor dicho, tan deprisa como mis dos semanas en las Repúblicas Bálticas, que finalizaban en dos días.

En el siguiente y último post de este viaje, visitaremos otros lugares de interés, como el barrio de Rotermanni, con sus edificios modernos, llegaremos hasta Kadriorg  y entraremos en el Museo de Arte KUMU.

ENLACE AL CAPÍTULO ANTERIOR: ESTONIA 3. Tallin, ciudad medieval (2ª parte)
SIGUIENTE: ESTONIA 5. Tallin - Kadriorg, Museo Kumu y barrio Rotermann

No hay comentarios:

Publicar un comentario